Buscar
 

Blog

Extensiones de pestañas

Consigue las pestañas con las que siempre habías soñado

Las pestañas tienen una gran importancia, ya que su longitud y su curvatura hacia arriba permiten que la mirada se agrande. Por este motivo, seguro que en más de una ocasión has recurrido a accesorio o productos que te prometían conseguir las pestañas con las que siempre habías soñado. Pero ¿eran suficientes?

Hoy vamos a descubrir algunos productos que hasta el momento hemos utilizado para conseguir unas pestañas más bonitas. Pero, también vamos a ver la última de las tendencias en pestañas que está causando furor y que la tenemos en nuestro centro, en Ten District. Si quieres saber más, sigue leyendo…

¿Cómo potenciar nuestras pestañas?

Hasta el momento han existido productos que nos prometían alargar e, incluso, aumentar el volumen de nuestras pestañas. Algunos funcionaban mejor que otros. Veamos de cuáles se tratan y, en algunos casos, las desventajas que pueden tener:

  • Rizadores de pestañas: prometen rizar las pestañas para que se curven hacia arriba y parezcan más alargadas. Pero, solo funciona si tenemos las pestañas largas. Si las tenemos muy cortas, no surtirá efecto y, además, este tan solo dura unas horas. Hay que aprender a utilizarlos para que hagan el efecto deseado.
  • Rímel: maquilla las pestañas dándoles así protagonismo y ayuda a que se vean mucho más largas. También, suelen dar volumen ya que peinan las pestañas separándolas para brindarles una mayor densidad. No obstante, el rímel puede pegar las pestañas si no es bueno y, exceptuando los casos en los que es waterproof, mancha.
  • Sérum: existen sérums que prometen hacer crecer las pestañas o doblar su volumen. Hay que tener mucho cuidado con los productos de este tipo ya que pueden ocasionarnos lesiones en los ojos o problemas como picazón u oscurecimiento de los párpados si no son buenos.
  • Pestañas postizas: se necesita algo de práctica y pulso para ponerlas adecuadamente. Además, hay que utilizar una especie de pegamento que puede hacer que el proceso sea algo engorroso. ¿El problema? Suele notarse que las llevas y, si te las dejas puestas demasiado tiempo, por ejemplo al irte a dormir, puedes sufrir una reacción alérgica.

Una nueva opción: las extensiones de pestañas

Pestañas con las que siempre habías soñado

En Ten District hemos valorado todos los productos anteriormente mencionados y hemos considerado que la opción que en la actualidad está siendo tendencia es la mejor para disfrutar de las pestañas con las que siempre habías soñado. Estas extensiones se colocan pelo a pelo y se puede elegir el tamaño y la cantidad. En nuestro centro disponemos de diferentes tamaños para que puedas elegir el que más te guste. Además, contamos con dos tipos de calidades de pestañas:

  • Pestañas de seda: son muy finas, suaves y flexibles por lo que se integran a la perfección con tus pestañas naturales. Además, no pesan nada, así que son ideales si tienes unas pestañas muy finas. El resultado es muy natural y son duraderas. Es la opción que está teniendo una mayor demanda.
  • Pestañas de pelo de visón: también son muy finas por eso se tiende a aplicar una mayor cantidad para lograr un mayor volumen. Quedan muy naturales, incluso en gran cantidad. Por lo que si se desea una mirada más dramática es mejor optar por las de seda.

Estas opciones de extensiones de pestañas no irritan los ojos y tampoco dañan nuestras pestañas naturales. Dependiendo de si se desea una mirada más natural o dramática se colocarán más o menos pestañas. La duración que tienen es de, aproximadamente, un mes, aunque esto dependerá del ciclo de nuestras propias pestañas, ya que las extensiones van pegadas a ellas. Cuando nuestra pestaña natural caiga, la extensión también lo hará.

Lo positivo de esta opción es que disfrutaremos de unas pestañas totalmente naturales, duraderas y que nos permitirán tener el volumen y la largura que siempre hemos deseado sin tener que recurrir a unas pestañas postizas u otro tipo de productos. ¿A qué esperas para disfrutar de las pestañas con las que siempre habías soñado?

Imágenes: Vladimir Gjorgiev, vitals