Buscar
 

Blog

Consejos para cuidar nuestra piel en vacaciones

Cuidar la piel en verano y en vacaciones es posible además de necesario. El verano es la época del año favorita para muchas personas. Llegan las vacaciones y con ellas la ansiada oportunidad de pasar unos días en la playa tomando el sol y descansando. Pero no por ello debemos olvidarnos ni desconectar del cuidado de la piel, más allá de la estética cuando hablamos de la protección frente al sol hablamos también de salud.

En el TenDistrict somos muy conscientes de la importancia que tienen todos los cuidados de la piel en verano, de la preparación de la piel para tomar el sol y también de cómo podemos repararla tras la época estival. Hoy te lo contamos todo en esta noticia.

¿Cómo cuidar la piel en vacaciones?

El sol nos proporciona energía y vitaminas esenciales para el organismo. Es bueno para nuestra salud, pero no debemos abusar de él. No nos cansaremos de repetir que la protección solar es fundamental para cuidar la piel, pero hay otros factores como la alimentación y la hidratación que también nos ayudan a tener una piel más bonita y saludable.  De todos los errores más comunes que cometemos con respecto al cuidado de la piel no usar protección solar a diario es el peor y también el más común. Tanto en vacaciones como sin estar en ellas.

Los cuidados de la piel en verano

El verano se caracteriza por más horas de sol, más tiempo al aire libre y una mayor exposición a los rayos solares. Las altas temperaturas pueden jugarnos una mala pasada si no apostamos por cuidar la piel tanto por fuera como por dentro. Nuestra recomendación es que centres el cuidado de la piel en tres puntos clave: la hidratación, la alimentación y la protección solar.

Hidratación para cuidar la piel en verano

La piel se seca mucho en verano por culpa de factores externos como el sol, el salitre del mar o el cloro de las piscinas. Para tener una piel bien hidratada es importante usar cremas hidratantes o aceites tras la ducha. Así mantendremos una buena humectación en la piel. Las zonas más secas suelen ser los codos y rodillas. También es importante prestar atención a la hidratación por dentro, beber agua es fundamental para mejorar nuestra salud y bienestar. La piel estará más luminosa y sana si ingerimos al menos 2 litros de agua al día. 

Alimentación saludable para una piel más bonita y sana 

Los alimentos ricos en agua y vitaminas son la mejor opción para cuidar de nuestra piel en verano. Las frutas con más agua son las fresas, el melón, la sandía, la piña… y también hortalizas como el pepino. Todos estos alimentos son muy buenos para mantenerse hidratados en verano. Se trata de cuidar un poco la piel también por dentro, para mantenerla hidratada y saludable.

Protección solar

La exposición al sol afecta mucho a nuestra piel y puede producirle graves daños como quemaduras, manchas, lunares… por no hablar de graves enfermedades. Usar protección solar es esencial para evitarlo y también para retrasar el envejecimiento prematuro de la piel.

¿Cómo proteger la piel del sol?

Además de usar protección solar para evitar que los rayos del sol lleguen a nuestra piel y la dañen también podemos apostar por la protección con ropa y complementos. En la playa usar sombrillas para protegernos, gorras o ropa específica con protección solar, especialmente si pasamos muchas horas en el agua.

El sol es bueno, pero también es uno de los factores que producen que nuestra piel envejezca antes de tiempo. De hecho, las personas que toman demasiado el sol pueden llegar a tener una piel más envejecida a pesar de ser jóvenes.

Preparar la piel para el verano

Si todavía no estás de vacaciones, pero tienes pensado estarlo pronto tenemos que recomendarte un tratamiento estrella. Se trata del peeling corporal que te ayudará a eliminar las células muertas e impurezas de la piel. Así tu piel estará más preparada para recibir los rayos del sol y se bronceará de forma saludable. Es un tratamiento ideal para realizar tanto antes como después de las vacaciones, de cara al otoño.

El peeling corporal está pensado para oxigenar y purificar la piel y además nos ayuda a relajarnos. Siempre aconsejamos esas dos sesiones por año, una antes para preparar la piel para los rayos solares y otras después para regenerarla tras los excesos del verano.

Beneficios de usar protector solar a diario

En el campo de la estética tenemos que confirmar lo que muchos otros expertos llevan años diciendo a gritos: la protección solar es la mejor crema antiedad del mundo. Estos son los beneficios de usar crema solar todo el año, incluso estando en casa:

  • Ayuda a prevenir el cáncer de piel. Hay muchas evidencias de que los rayos ultravioletas son un gran problema en la edad adulta porque contribuyen a padecer cáncer de piel. Con la protección solar protegemos nuestra piel.
  • Retrasa el envejecimiento de la piel. El sol es el principal agente que día a día daña nuestra piel y la hace más vieja. Esto ocurre durante todo el año, no solo en verano. Si la usamos cada día como parte de nuestra rutina de belleza ganamos en salud y bienestar.
  • Evita las manchas en la piel. Otro de los grandes problemas de tomar el sol descontroladamente y sin protección son las manchas en la piel. La protección solar también ayuda a prevenirlas.

Recuerda, tal vez tener un tono de piel más bronceado pueda resultarte más llamativo o atractivo. Lo cierto es que son modas que van y vienen, pero nosotros solo tenemos una piel y debemos cuidarla. Tanto por belleza como por salud. Si tienes más dudas o quieres más consejos sobre cuidados y tratamientos faciales o corporales ponte en contacto con TenDistrict.