Buscar
 

Blog

Vendas frías: ventajas y beneficios

Las piernas cansadas son un problema muy habitual en personas que trabajan mucho tiempo en la misma posición, especialmente los que trabajan de pie. Pero las vendas frías no son solo un tratamiento ideal para relajar las piernas y tratarlas tras un largo día, son también beneficiosas para otros muchos problemas de estética o de salud. Hoy te lo explicamos todo en TenDistrict, contándote los beneficios de las vendas frías y para qué se utilizan.

¿Sabías que también son capaces de potenciar un efecto desinflamatorio en la piel y reducir edemas o hinchazones? Pues pueden ayudarte a descongestinar y a aliviar muchas molestias.

¿Qué son las vendas frías y cómo se aplican?

Es un tratamiento muy sencillo, indoloro y fácil de utilizar. Una opción ideal para aquellas personas que necesitan tratar inflamaciones en la piel porque facilitan la circulación sanguínea y mejoran el sistema linfático. La sensación de alivio y bienestar es inmediata, tras la aplicación de estas vendas que están empapadas en principios activos a baja temperatura sentirás una profunda relajación y descongestión de la zona.

El procedimiento consiste en envolver el área a trabajar con vendas impregnadas en un producto activo muy eficaz. Dicho producto está compuesto principalmente por algas marinas, mentol y otras substancias que activan los principios activos. Pueden aplicarse en casi cualquier área del cuerpo, no solo en las piernas. Es posible aplicar las vendas frías en el abdomen o incluso también en los brazos.

Tratamiento de vendas frías y presoterapia

El tratamiento de vendas frías funciona porque ocasiona un descenso en la temperatura corporal y posibilita la aceleración del organismo y metabolismo. De esta forma nuestro cuerpo se ve obligado a consumir más grasa y esta se diluye más fácilmente. A partir de este efecto también se elimina toxinas, se reduce gradualmente las flacidez o grasa localizada y se mejora mucho la circulación de la sangre. Por ello es bueno aplicarlo en las piernas cansadas.

Las vendas frías son un tratamiento eficaz que puede realizarse de forma individual o combinado con otros tratamientos como la presoterapia. La presoterapia consiste en aplicar presión en la zona para facilitar también la disolución de la grasa corporal. Pásate por el Centro de Estética TenDistrict y te explicaremos sin compromiso qué tratamiento te conviene más o los beneficios de combinarlos.

Contraindicaciones del tratamiento con vendas frías

El tratamiento de vendas frías no implica el uso de ningún tipo de aparatología ni máquina, por lo que cualquier persona con independencia de su estado de salud puede beneficiarse de las bondades de este tratamiento. Es muy sencillo y los resultados son inmediatos. Además tampoco se producen graves reacciones alérgicas a los productos empleados, pues suelen estar en bases acuosas que son estériles con lo que no son comunes las alergias.

Realmente creemos que es uno de los tratamientos más seguros que tenemos en el Centro TenDistrict, ya que lo realizamos en personas de todos los rangos de edad y todas ellas tienen opiniones muy positivas sobre el tratamiento.

Beneficios de las vendas frías

El tratamiento de vendas frías puede realizarse para tratar muchos problemas de salud o de estética. Los más comunes son:

  • Estrías, celulitis o piel de naranja.
  • Varices o problemas de circulación.
  • Piernas cansadas.
  • Exceso de grasa o volumen corporal en la zona.
  • Flacidez y falta de densidad.
  • Retención de líquidos.

Ventajas del tratamiento estético con vendas frías

Las vendas frías producen resultados casi de inmediato, especialmente en lo que a mejorar la circulación se refiere. Esto quiere decir que si el motivo del tratamiento en tu caso son las piernas cansadas notarás los resultados nada más salir de TenDistrict. Mejora desde la primera aplicación la circulación de la sangre. Si buscas reducción de volumen corporal o de la adiposidad localizada tendrás que ser más constante, pues con una única sesión no es suficiente.

En cualquier caso estamos ante un tratamiento muy muy bueno que contribuye a la reducción visible de la celulitis gracias a su proceso de aumento de la circulación de la sangre. Esto moviliza el tejido adiposo y reduce también la retención de líquidos que suele estar detrás de la celulitis o piel de naranja. Tiene un importante efecto reductor y potencia la pérdida de peso, debido al consumo de grasa almacenada que tiene que hacer nuestro cuerpo para enfrentarse al frío.

Los tejidos se reafirman también desde la primera sesión, notarás la piel más tersa, firme y sin flacidez. Además se eliminan toxinas y se obtienen una renovación de las células de la piel.